Mi árbol de manzanas, la gestación y TÚ (con ejercicio de Reingeniería de Vida© ADENTRO)

 

Siempre soñé con tener tener un arbol de frutos en mi casa… la naturaleza dándote esos regalos jugosos y crujientes me parecía algo no solo rico ¡sino AMOROSO de vivenciar!

Ignacio nos trajo (me trajo ❤) este arbolito de manzanas 4 meses atrás, hizo un agujero en el patio de adelante y lo plantó. ¡Qué alegría teníamos!

El árbol ya venía con unas manzanas bien chiquitas, verdes, que parecían porotos. Me parecía un sueño pensar en que esas manzanas algún día se iban a convertir en manzanas comibles, como mi sueño, de cortarlas del mismo árbol, lavarlas y pegarles ese CRUNCH jugoso, y no sólo eso, sino disfrutar el darnos cuenta que VALORAMOS esa manzana y la experiencia de masticarla más que cualquier otra de esas que vienen en las bolsas que compramos cuando vamos al super o la verdulería.

Desde el momento en que plantamos el manzano fuimos siguiendo su proceso de crecimiento; regándolo cada día, limpiando sus hojitas, las manzanas, agregándole un “tutor” que las sostenía para que no se cayeran por su propio peso mientras crecían.

Como todos sabemos, no podíamos cortar los frutos antes de tiempo. Estarían verdes, inmaduros, agrios; no tendríamos lo resultados que realmente queríamos: no sólo comernos las manzanas, sino presenciar de la MADURACIÓN de las mismas (¡verlas crecer!) hasta el momento en que estuvieran listas (esto de que uno no valora -tanto- lo que quiere si no hay un tiempo y esfuerzo para conseguirlo, muchas veces es verdad).

Y llegó febrero; momento de cosecharlas. Como se dice siempre: Ahora podemos COSECHAR LOS FRUTOS de esta siembra (no se puede cosechar lo que no se sembró). Pero no vaya a ser que nos pasemos mucho y no recojamos las manzanas a tiempo. No vaya a ser que caigan al suelo y terminen pudriéndose sin poder disfrutar de la experiencia de saborear sus mieles :) ¡No! Así que estamos aprontados a hacerlo en breve (les mandaré fotos).

Como todo lo que me pasa en la vida lo observo como algo grande que me regala y recuerda aprendizajes…

¿Qué saco de esta maravillosa experiencia?

✳️ Que todo tiene su proceso de gestación, desde que se inicia lo que queremos como imagen mental (idea, evento, objeto, etc.), hasta que podemos verlo DADO A LUZ y MATERIALIZADO en la realidad.

✳️ No se pueden apurar los procesos de gestación ni de transformación “hacia lo que queremos SER”: es necesario VIVIRLOS, ATRAVESARLOS y DISFRUTARLOS estando PRESENTE como parte de la experiencia…

(en realidad, ES LA EXPERIENCIA DE GESTACIÓN -LA- QUE NOS CONVIERTE EN ESO QUE QUEREMOS -no en manzana como en este caso :P , pero sí nos convierte en la EXPERIENCIA DE “TENER UN ARBOLITO DE FRUTOS EN CASA Y PODER COSECHARLOS Y COMERLOS DEL MISMO áRBOL”-, por ejemplo, como SUEÑO EXPERIENCIAL que queremos vivir).

✳️ Los procesos de gestación nos sirven para prepararnos para cuando aquello que hemos pedido y se está gestando llegue a nuestras vidas (¡NOS PREPARA PARA MERECERLO!).

✳️ Lo que queremos conseguir, en principio pareciera ser algo que queremos TENER (dinero, objeto, tiempo, reconocimiento, etc.), pero después nos damos cuenta que en realidad NECESITAMOS VIVIR UNA EXPERIENCIA MÁS PROFUNDA QUE COMPLETE NUESTRA ALMA (de lo que se trata en verdad, es de algo que queremos SER).

✳️ Si lo que se está gestando YA ESTÁ A PUNTO, MADURO Y LISTO para cosechar pero no se aprovecha ni se impulsa, SE PUDRE (o corre el riesgo), quedando estancado energéticamente en lo que llamamos “autoestima” (y la autoestima, que es ♻️el convencimiento interno de que PODEMOS porque creemos en nosotros mismos aprovechando lo que YA tenemos♻️ , decrece, hasta dejarnos sin fuerzas ni motivación alguna -creyendo que no tenemos nada, ni podemos!-).

“Merece lo que sueñas”, decía el grande Gustavo Cerati…

¿Qué estás haciendo para merecerlo?

¿Lo estás cuidando?

¿Lo estás “regando”?

¿Le colocaste un “tutor”?

¿Lo estás dejando pasar (que se pase), sin “recogerlo”?

Te dejo más de estas preguntas que yo también me hago (y siempre, no tengas dudas) de esta vivencia natural en mi vida:

✒️ ¿Cuál es ese SUEÑO U OBJETIVO MÁS IMPORTANTE para ti en este momento, que quieres EXPERIMENTAR?

✒️ ¿Cómo va el proceso de gestación del mismo, en qué fase estás (iniciando, en proceso, para cosechar…)?

✒️ ¿Cómo lo estás atravesando?

✒️ ¿Estás permitiéndoTE vivir su gestación, o estás más en el apego ansioso y forzado de ver el resultado final?

✒️ ¿Te estás preparando “escuchando” todo lo que tiene el Universo para decirte de lo que necesitarás para VIVIR esa experiencia del “fruto recogido”?

✒️ ¿En QUÉ y en QUIÉN necesitas convertirte para vivir y disfrutar eso que quieres para cuando eso que quieres, llegue a tu vida?

✒️ ¿O quizás ya lo tienes AHÍ MISMO LISTO, y no lo estás viendo, ni utilizando, ni aprovechando para SERVIR y SERVIR-TE? :)

Anota, anota, no dejes que se vaya UNA sola de las ideas y mensajes que tu SER te está enviando en este momento. Tus respuestas son ORO PURO que ahora vamos a usar productivamente <3

Y ahora lo mejor…

⭐ ¿Qué decisión vas a tomar entonces de todo esto? :)

⭐ ¿Por qué?

⭐ ¿Para qué?

No me ofendo si compartes aquí abajo alguna de tus respuestas 😉 , o en privado, si consideras esta opción mejor para abrir posibilidades más concretas y poder ayudarte en tu caso particular.

Déjame tu comentario

* Dato requerido