Por qué RETROCEDER a veces es la única manera de avanzar

“¿Cuándo voy a terminar esto?”

“¿Cuándo voy a lograrlo?”

“¿Cuándo voy a empezar finalmente…”

“¿Cuándo voy a decidirme…?”

“Se siente como que no avanzo”.

“Avanzo 3 pasos y luego me retraso 2. ¡Estoy desanimado!”

¿Te suenan?

Esta pregunta adicional surgió al momento de escribir este post:

  • “¿Cómo saber si estoy avanzando en mi objetivo (aunque me siento en en retroceso)?”

Si andas con la sensación de haber RETROCEDIDO… hoy te traigo una nueva perspectiva. Y una nueva perspectiva, abre el abanico de posibilidades donde puedas elegir las que más poder de decisión te dan.

Sea cual sea el objetivo, proyecto o meta que tengas como Profesional que Quiere MÁS, puede que sientas hay “algo que hace” que -no termine de materializarse-.

Puedes estar sintiendo algo así como que “REBOTAS HACIA ATRÁS” creyendo que lo que hiciste no sirvió de mucho, o no sirvió tanto, o no fue suficiente (y empiezas a autocastigarte, a veces sin darte cuenta), con el consiguiente sentimiento de DESÁNIMO que esto provoca, y de nuevo: freno, sensación de que no avanzas, FRUSTRACIÓN, baja tu energía, cero creatividad, te castigas y así, vuelta a empezar este CICLO-VICIOSO-DE-ESTANCAMIENTO…

¿Lo ves?

Existe algo de este mecanismo de lo que no se habla normalmente (porque es complejo, sí) que necesitas saber. Lo bueno es que una vez que lo descubres (y sobre todo descubres de qué manera específica se desarrolla en ti), puedes intervenirlo y literalmente, un mundo de infinitas posibilidades se abrirá para ti.

¡No hay nada que no puedas lograr si logras entenderlo, intervenirlo y destruirlo!

Ante todo, es natural que lo sientas, ¡cómo no! Tú vas con todo el envión, haces esto, lo otro, intentas, te esfuerzas, planeas, y más… pero todo pareciera no estar funcionando.

¿Qué está fallando en verdad?

En realidad, no está fallando nada, todo lo contrario: se está gestando nada más y nada menos que TU EVOLUCIÓN Y CRECIMIENTO, porque estás ELEVÁNDOTE al siguiente nivel de felicidad en tu vida :) (sólo si te permites comprender esto y actuar al respecto, el Universo tiene preparados muchos premios que te esperan en el siguiente nivel). La clave es MERECÉRTELOS…

¿Y cuándo uno se merece algo?

Te dejo a ti la respuesta ;)

_______

Volviendo a los frenos que te hacen “retroceder”, tienes que saber que…

Estás ante un MURO ATERRADOR

Este muro “negro” se nutre y se hace más fuerte gracias a los VICIOS Y BLOQUEOS MENTALES Y ENERGÉTICOS que es lo que hacen que “REBOTES” y “RETROCEDAS”. Muchas veces NECESITAMOS REBOTAR varias veces hasta que “nos terminando haciendo amigos” de nuestro OBJETIVO. Porque en ese ciclo de rebotes es donde se produce LA TRANSFORMACIÓN: es decir…

“¿Quién necesito SER y qué necesito HACER para lograr este objetivo que digo que quiero?”

Muchas veces, estos “varios rebotes” nos dan nuevas oportunidades de clarificar mejor lo que queremos, ese objetivo, para volver a él ya más seguros. Inicialmente nos proponemos algo, pero conforme avanzamos en su consecución, nos vamos dando cuenta de lo que queremos EN VERDAD, o dicho de otro modo, lo que COMPLETA NUESTRA ALMA.

Ejemplo:

“En principio puedes querer ganar mucho dinero vendiendo tus servicios profesionales”…

Pero en realidad, lo que va a completar tu alma pueda ser por ejemplo…

“Ayudar a muchos que tienen los problemas que yo más puedo ayudarlos a resolver, mientras doy lo mejor de mí y mi aporte me da libertad y satisfacción emocional y económica”.

Fíjate que aquí, “ganar mucho dinero” ya se ha convertido en un deseo que, enunciado de esa manera, no te completará tanto como decirte y pensar: “mi propósito es ayudar a muchas personas, sentirme útil y que mi trabajo me de una alta libertad y satisfacción personal y económica.”

Esta aparente sensación de estar RETROCEDIENDO EN VANO (que no sirviera nada o sirviera poco de lo que has intentado), lo que significa en verdad, es que tu SER necesita irse “hacia atrás”, como en perspectiva (aunque no parezca), ALEJARSE para tomar envión para volver a por ello (su objetivo, TU OBJETIVO) con más fuerzas.

Es como un ELÁSTICO, te estiras hacia atrás como un elástico… para volver con mucha velocidad y más FUERZAS.

¡Míralo de esta forma! :)

Es necesario que veas este proceso-ciclo desde una MIRADA CONSCIENTE, o dicho de otro modo, desde otro ángulo, como si te alejaras de ESO que quieres, tu objetivo (al menos por un rato) porque estando allí “ansiándolo” desde esa energía negativa, algo se ha viciado, y por lo tanto, no te permite continuar. Un cúmulo de pensamientos y conductas en los que te has metido te ha dejado sin poder, sin fuerzas y no te permite pensar con claridad… entonces…

¡¿Cómo tu SER no va a querer “retroceder” (mejor dicho alejarse)?!

NECESITAS alejarte un poco para VER MEJOR, para VER DIFERENTE, para “limpiarte mental y energéticamente” y volver a empezar… volver a enfocarte y volver hacia allí con toda la fuerza y velocidad.

Y ahora dime…

  • ¿Cómo se siente VER esto que te pasa desde esta nueva mirada? ¡Cuéntame!

Ahora que te has alejado (y te lo has PERMITIDO, sin castigarte más), aparece una NUEVA OPORTUNIDAD de ir por lo que quieres con más poder y energía.

  • ¿Cómo cambia todo ahora con tu proyecto, meta u objetivo desde esta perspectiva? :)

Lo que te voy a pedir que hagas es lo siguiente; RESPONDER las siguientes preguntas:

  • ¿Qué es lo que quieres? Escríbelo como salga...
  • ¿En qué estadío estás en este ciclo-de-estancamiento?
  • ¿Cómo te prepararás ahora para JUGARTE AL 100% por lograrlo en este NUEVO ENVIÓN?

Si lo quieres en verdad, vencerás el MURO ATERRADOR

Si aún no lo has vencido/atravesado, es muy probable que la visión que tengas de eso que quieres no esté totalmente clarificada de manera que te complete y sea más grande que cualquier miedo (y que a pesar de que lo sientas, porque es completamente natural, DECIDAS avanzar igual).

Atravesarás el MURO ATERRADOR sí y solo si lo que quieres lo enuncies de tal manera que cuando lo leas y te lo digas, te complete lo suficiente al expresar por ejemplo:

“Ok, tengo miedo porque estoy saliendo de la zona cómoda, haciendo nuevas cosas -que no sé bien como se hacen, son incómodas y hasta a veces, dolorosas; pero sé que convienen- que me eleven al siguiente nivel… pero estoy tan enamorado de esta visión, la deseo tanto que DARÉ TODO por conseguirla, por más incómodo que sea el proceso… ¡Y ALLÁ VOY!”.

Así no te para nadie, te lo aseguro…

Ahora, ¿te gustaría saber de qué está compuesto ese MURO ATERRADOR y como atravesarlo aprendiendo este proceso desde ahora y para siempre?

Sobre esto voy a hablar en el webinario del martes. Inscríbete GRATIS aquí

¡Comparte conmigo qué te pareció este artículo! Que me encanta responderte personalmente, ¡te espero!

Déjame tu comentario

* Dato requerido