5 pasos para usar el ARTE DE SER TÚ MISMO para servir al mundo con propósito y financiar tu estilo de vida soñado

Si hace tiempo que vienes sintiendo en tu interior una “llamada” a crear algo más grande para tu vida y el mundo pero no sabes qué hacer con ese sentimiento, hoy te regalo 5 pasos para explotar y materializar este noble deseo de hacer una diferencia mientras expandes tu vida a niveles extraordinarios.

Siempre cuento en mis conferencias que años atrás, si bien tenía una vida profesional que desde la mirada externa se veía como “buena”; yo “escuchaba algo” dentro de mí que me decía:

“Tú estás para algo más. Tú puedes ser, hacer y tener algo MÁS. Tú puedes crear algo grande para ti y para el mundo”.

¿Tú también sientes hoy que algo en tu interior TE LLAMA a hacer algo diferente, pero no sabes cuál es el camino, ni por dónde empezar?

Desde mi adolescencia fueron apareciendo muchas señales que me indicaban que mi propósito era acompañar a las personas a concretar sus sueños y a enfrentar los obstáculos y desafíos que aparecen en forma ineludible en la vida.

Ser para el prójimo un puente entre su presente y sus sueños, fue y está siendo una de mis más grandes pasiones que llevo a cabo a través de mi trabajo como coach y mentora de talentosos, creativos y emprendedores de la vida que quieren concretar sus sueños y sentirse plenamente realizados mientras sirven al mundo con tu don y propósito.

Claro que este “haberme dado cuenta” no ocurrió de la noche a la mañana. Esta toma de conciencia fue el resultado de un proceso que se fue gestando año a año por haber elegido ESCUCHAR esa llamada que venía de mi corazón y ponerme en acción para desarrollarla en mi vida.

“Aquel que desee aprender a volar algún día debe primero aprender a pararse, caminar, correr, trepar y saltar”. Friedrich Nietzsche

Todos somos personas únicas que tenemos algo especial que brindar. En cualquier ámbito del conocimiento y la práctica, podemos ayudar, podemos ser útiles para el mundo. Y estoy convencida de que DAR desde este espíritu integral, es lo que le da MAYOR SENTIDO a nuestra existencia.

La rutina, las obligaciones, el qué-dirán, los modelos y mandatos heredados de la familia y la sociedad, en algún momento clave de nuestras vidas, ponen en jaque nuestros conceptos hasta ese momento válidos sobre quiénes somos y quiénes podemos ser. Aparece la insatisfacción, la desmotivación, el agobio, el cansancio… buscamos que algo más nos llene; necesitamos intensamente TRASCENDER a eso, crear algo más grande para nuestra vida y nuestro entorno.

Desde esta insatisfacción podemos impulsarnos hacia nuevos y venturosos rumbos. 

¡DOY GRACIAS por esta posibilidad de tomar conciencia de lo que NO QUIERO para ELEGIR LO QUE SÍ QUIERO! 😀

Buscamos ver qué hay más allá de nuestras narices. Nos sentimos buscadores de ese “algo más”; intentamos por aquí, intentamos por allá.

Nos predisponemos a bucear por los mares de una nueva vida y posibilidades nunca antes pensadas para otorgarle ese GRAN SENTIDO que nos haga vibrar, que nos permita brillar en el mundo para que el mundo brille también al unísono con nosotros.

De repente cruza un intenso pensamiento que dice:

“Esto así no va más, quiero cambiar, quiero una vida con un GRAN PARA QUÉ que explique profunda e intensamente mis experiencias en el vivir y sean los pilares donde pueda apoyarme cuando todo parezca caer”.

Parados ya en esta posición, resulta muy difícil continuar “como antes”, ¿verdad? Pero también sé que a pesar del impulso del ineludible quiebre que ya llegó para quedarse, comienzan las dudas, el no saber cómo empezar, a dónde ir.

Si estás en este momento mi divino, te entiendo perfectamente porque yo también he estado en tu lugar, y lo he estado muchas veces, porque así son los CICLOS EVOLUTIVOS DEL CRECER… 

“Crecer es aprender a ser feliz”. Chamalú

Por eso quiero compartir contigo los siguientes pasos para explotar TU GRAN LLAMADA INTERIOR para que hagas uso de esa insatisfacción de manera positiva y le des el giro que le hace falta a tu vida y a la de las personas que te están esperando que, dentro de poco, estarán beneficiándose de todo lo maravilloso que tienes para brindar.

Aquí vamos, prepárate para tomar nota e implementar:

1) Conócete y valórate

Lánzate y comienza a transitar “el viaje hacia el país de ti mismo”.

Identifica tus pasiones, en qué eres realmente bueno, qué te hace brillar, que te hace vibrar:

  • ¿Cuáles son las cosas que más te gustan hacer?
  • ¿Haciendo qué te sientes contento y muy a gusto?
  • ¿Qué actividad es la que más satisfacción te da cuando la realizas?
  • ¿Haciendo qué crees que das lo mejor de ti al mundo?
  • ¿Qué cosa, acción, conducta, habilidad tuya se ha venido repitiendo a lo largo de tu vida que sea digna de resaltar?

Si esta información no viene fácilmente, no te desanimes, esto es algo que lleva tiempo de maduración, comprensión, conciencia, y no es un trabajo en el que debas utilizar el pensamiento lógico, sino todo lo contrario.

Sigue mi TIP INFALIBLE que le encanta a mis clientes: #HazDeCuentaQueSabes #SupónQueSí #InventaAlgo y RESPONDE 😉

Para que esa información emerja de tu interior, necesitas invocarla buscando el silencio, relajándote, meditando, estando tranquilo y conectándote con tu corazón.

Muchas veces nuestras pasiones, en lugar de encontrarlas nosotros, nos encuentran ellas a nosotros cuando nos “pescamos” haciendo o practicando algo que en ese instante nos hace vibrar de forma muy especial. Presta atención a cada momento en tu día a día.

Por ejemplo, yo me daba cuenta de que lo que me gustaba hacer mucho era hablar, expresarme, escribir mis pensamientos y sentimientos sobre la vida. Estas habilidades brotaban y fluían de mi ser como una fuente inagotable.

Pues bien, hoy hago uso de estas acciones para poner en acción mi pasión y dar lo mejor de mí al mundo mientras soy extraordinariamente recompensada, no sólo con dinero, sino con alegría, realización y libertad.

¿Te das cuenta por dónde viene la idea? 😉

Sigamos…

2) Visualízate en el futuro. Crea tu visión.

  • ¿Cómo sería tu futuro si estuvieras viviendo tus pasiones?
  • ¿Qué ves en ese futuro? ¿Cómo te lo imaginas?
  • ¿Quién eres en ese futuro?
  • ¿Qué haces en ese futuro?
  • ¿Qué has obtenido en ese futuro?
  • ¿De qué manera en ese futuro estás dando lo mejor de ti?

Escribe en qué quieres convertirte teniendo en cuenta lo que has descubierto de ti en el paso 1. Déjate llevar al escribir.

Si notas que algunos pensamientos negativos empiezan a frenarte, escúchalos atentamente y ve escribiéndolos en otro anotador para encargarte de ellos después. Esto es decirle a tu mente: “estoy separado la paja del trigo”, ¿me captas la idea? 😉

Dibuja, consigue fotos o imágenes que te muestren esa realidad que ves. Haz un tablón tipo “collage” con todas esas imágenes, te ayudará a visualizarte y creará una tensión creativa entre donde estás hoy y dónde te ves en ese futuro.

3) Genera ideas de cómo ponerte al servicio del mundo y cómo hacer realidad tu visión.

  • ¿Qué son esas cosas que tienes en tu ser con las que podrías ayudar a los otros?
  • ¿Cómo podrías ayudar?
  • ¿En qué ámbitos podrías hacerlo?
  • ¿Qué es lo que consideras que mejor tienes en ti para dar?
  • ¿De qué maneras podrías ganarte la vida haciendo lo que más te gusta hacer?
  • ¿Conoces alguna persona que haya pasado por la misma experiencia que tú?
  • ¿Qué ha hecho esa persona para convertirse en lo mismo que quieres tú?
  • ¿Cuáles fueron esos pasos y acciones?

Comienza a escribir esta lista de ideas sin importar el orden, y buscando manejar inteligentemente la ansiedad que seguro aparecerá (separa a un lado, como dije, todo aquello que sientas que te va limitando, para concentrarte en lo que SÍ quieres y SÍ es posible) y ve completándola día a día mientras vienen ideas a tu mente.

4) Ordena la lista de ideas del paso 3 y arma un plan de acción.

Ayúdate con gráficos que te muestren cómo se irá dando este proceso de hacer realidad tu visión.
Visualízate de aquí a 1 año, 2 años, 5 años, 10 años. Esto te dará una visión macro del camino que tienes por delante para enfocarte adecuadamente.

Ahora sí viene el ordenamiento de pasos y acciones por importancia.

Ve creando tu plan: considera la explicación de tu visión, tu propósito, las distintas áreas de tu vida y cómo impactaría la visión en cada una de ellas. Incluye objetivos desagregados en metas específicas, medibles, cuantificables, temporales y seguibles de manera de comenzar a ponerte en acción sin excusas.

5) Comienza a ejecutar tu plan.

Toma tu plan y comienza por la primera meta. Ya la etapa de pensamiento y modelado está más o menos lista (porque puede cambiar y ajustarse en el camino, claro). Ahora simplemente te queda… ¡ponerte en ACCIÓN! Y ojo, esto no significa que no has estado en acción, por supuesto que sí.

En los pasos anteriores has estado trabajando en la acción más importante de todas: la ACCIÓN INTANGIBLE, la de tu interior. Si no conoces “tus partes”, no podrás unirlas ni integrarlas en tu rompecabezas.

En este paso 5 nos referimos a la acción que es la que se verá “hacia afuera”, como si estuvieras por presentar en el escenario tu obra teatral 🙂

~

Y aquí los tienes querido lector, 5 pasos que te ayudarán a comenzar a manifestar en la realidad esa llamada interior.

Nada se consigue sin visión y acción.

Deseo con toda mi alma que tu visión nazca de tu corazón. Sólo así podrás decir algún día como yo hoy digo:

“¡AMO MI TRABAJO Y MI VIDA! Todo tiene sentido, hago lo que deseo cada día para estar en consonancia con mi llamada, con mi esencia. ¿Qué más le puedo pedir a la vida?”.

¿Has sentido o estás sintiendo en tu interior una “llamada” a crear algo más grande para tu vida y para la de los demás?

Cuéntamelo en los comentarios tal y cómo lo estés sintiendo o pensando. Quiero ayudarte a darle forma y empezar a ofrecer tu valor y vivir la vida para la que has nacido 🙂

Un abrazo de "oso",

Ana Cecilia🦋

 

¿Qué te ha parecido este post? ¿Te ha sido útil?

Si es sí, por favor cuéntame lo que sientes y qué fue lo mejor que te llevaste así te responda personalmente. 

Si me dejas tu comentario, ¡seré muy feliz!

Y a propósito, ¿conoces a alguien que esté también buscando descubrirse y hacer realidad la vida para la que ha nacido? ¡Compártele este artículo!

Ana Cecilia Vera

Soy una apasionada de la vida, la informática y la música. Amo entrenar a talentosos y creativos a los que le encanta ayudar a los demás y están buscando su plena realización. Lo que más me gusta es acompañarlos de cerca y ser testigo de la transformación que se produce en sus vidas cuando sacan a la luz su don único y lo ponen al servicio del mundo. Literalmente se convierten en Su Propia Fuente desde la que pueden materializar todo cuanto quieran disfrutando cada día de su propia creación: Una vida más completa, apasionada y libre mientras dejan su huella.

Te ayudo a redescubrirte y desbloquear tu don para profesionalizarlo, rentabilizarlo y alinearlo con la vida para la que has nacido. Llegó la hora de integrar todo lo que ERES y SABES en un proyecto auténtico que sea ÚTIL al mundo mientras tu vida se expande a niveles extraordinarios 🙂

¿Ya te inscribiste a mi NEWSLETTER de Reingeniería de Vida© en la que comparto cada semana cómo lograrlo?