La declaración que modificó mi realidad en forma maravillosa

Hace un tiempo hice una declaración de amor en Facebook hacia una persona, evento que tuvo una gran  repercusión. Además del hermoso alboroto que generó en mis lectores, familiares y amigos, el mayor y maravilloso cambio ocurrió con la persona a la cual fue dirigida mi declaración y en la relación entre nosotros. Entérate en este artículo cómo la decisión de declarar algo que sentimos y luego, el hacerlo, puede transformar tu realidad a todo nivel.

Aquel día ingresé a mi cuenta de Facebook y realicé una declaración de amor que te “pego” a continuación…

“¡Amo a mi marido Ignacio Minoli, mi compañero y amor de mi vida! Simplemente quería expresar el amor que siento por vos y reconocerte por todo lo que sos y haces cada día por mi y por Máximo que no tiene precio… Yo sé que sabes que te amo, pero hoy quiero este expresarte y expresar este amor a los 4 vientos para ayudarlo a crecer aún más! ¡Gracias mi amor por estar en mi vida!”

¿De dónde nació esto?

De mi corazón.

¿Por qué lo hice?

Simplemente porque SÍ, porque quería expresarle una vez más el amor y el reconocimiento que siento por él cada día.

Y ahora la pregunta más importante…

¿Para qué lo hice?

A veces en la cotidianeidad de los días no nos hacemos el tiempo ni el trabajo de demostrarle al otro todo lo que uno siente y expresarle lo importante que es la relación para nosotros.

Como leí y escuché varias veces, el día de los enamorados, el día de la madre, el día del padre, por nombrar algunos; son días especiales que deberían tenerse en cuenta más seguido, en el sentido de reflexionar acerca de la importancia que tienen esos seres para nosotros.

Notemos que muchas veces nos olvidamos, pero estos días marcados en el calendario anual, nos permiten recordar que el otro existe y no está “por defecto” a nuestro lado y nos da la oportunidad ese día de tratarlo de una manera especial, valorarlo, expresándole algunas palabras desde el sentimiento, obsequiándole algún regalo, preparándole alguna comilona o reunión, etc.

Me quedé pensando en la palabras “enamorado” y “amor” porque no quiero hoy sólo relacionarlas a una pareja amorosa, sino hacerlo con todas las personas con quienes nos relacionamos (trabajo, familia, amigos…) y con uno mismo y nuestra vida.

La Real Academia Española define estas palabras así:

enamorado, da.
(Del part. de enamorar).
1. adj. Que tiene amor. U. t. c. s.
3. adj. Muy aficionado a algo. U. t. c. s.
7. m. Esmero con que se trabaja una obra deleitándose en ella.

amor.
(Del lat. amor, -oris).
1. m. Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.

Tomé estos significados que llamaron mi atención y me vinieron a la mente las siguientes preguntas que las comparto contigo a continuación…

Y tengo estas preguntas para hacerte… 🙂

  • ¿Cuánto tienes disponible la declaración de amor en tu vida?
  • ¿Cuáles son las personas más cercanas a ti con las que te cuesta hacer esta declaración?
  • ¿Qué te frena?
  • ¿De qué manera te demuestras a ti mismo que te quieres y valoras?
  • ¿Te tratas con amor cuando cometes un error?
  • ¿Amas lo que haces? Cualquier cosa que sea…
  • ¿Pones amor en lo que haces?
  • ¿Tratas a los demás con amor?

Es bueno cada tanto auto-observarnos, sobre todo cuando nos vemos envueltos en la rutina, ocupaciones y preocupaciones del día a día; de repente no sabemos quiénes somos, cuál es el sentido de lo que hacemos, ni hacia dónde vamos.

Declarar “te quiero” o “te amo” o “te agradezco” genera una relación especial con uno mismo, con el otro y forma parte del mundo que compartimos.

Pensamos a menudo que si existe amor y/o gratitud entre dos personas, no hace falta decirlo y lo damos por sentado. Sin embargo, la declaración “te quiero” o “te amo” o “te necesito” (hay muchas más) no solamente explica el sentimiento, sino que lo alimenta y lo ayuda a crecer.

Y ese fue “mi para qué” con Ignacio. Con mi declaración quise ayudar a crecer aún más nuestro amor; no darlo por sentado, sino recordárselo y recordármelo nuevamente para que me sienta a su lado aún más.

¿Cuáles fueron los resultados luego de hacerle esa declaración?

Alegría, más amor, buen humor, mayor energía para hacer las cosas, ¡GANAS a todo nivel!

Él estaba feliz y sonriente, con una energía única que irradiaba desde su ser en todas las direcciones, en su trabajo, en su estado de ánimo, conmigo… En fin… en todas las áreas que te imagines. Y yo me sentía feliz de haber expresado (presionado hacia afuera) mi amor sin esperar nada a cambio, disfrutando el hecho simplemente de dejarlo fluir desde mi interior.

¿Te das cuenta lo que una declaración puede provocar en tu realidad?
¿A quiénes vas a declarar amor y gratitud esta semana?
¿De qué manera lo harás?

Un abrazo de "oso",

Ana Cecilia🦋

 

¿Qué te ha parecido este post? ¿Te ha sido útil?

Si es sí, por favor cuéntame lo que sientes y qué fue lo mejor que te llevaste así te responda personalmente. 

Si me dejas tu comentario, ¡seré muy feliz!

Y a propósito, ¿conoces a alguien que esté también buscando descubrirse y hacer realidad la vida para la que ha nacido? ¡Compártele este artículo!

Ana Cecilia Vera

Soy una apasionada de la vida, la informática y la música. Amo entrenar a talentosos y creativos a los que le encanta ayudar a los demás y están buscando su plena realización. Lo que más me gusta es acompañarlos de cerca y ser testigo de la transformación que se produce en sus vidas cuando sacan a la luz su don único y lo ponen al servicio del mundo. Literalmente se convierten en Su Propia Fuente desde la que pueden materializar todo cuanto quieran disfrutando cada día de su propia creación: Una vida más completa, apasionada y libre mientras dejan su huella.

Te ayudo a redescubrirte y desbloquear tu don para profesionalizarlo, rentabilizarlo y alinearlo con la vida para la que has nacido. Llegó la hora de integrar todo lo que ERES y SABES en un proyecto auténtico que sea ÚTIL al mundo mientras tu vida se expande a niveles extraordinarios 🙂

¿Ya te inscribiste a mi NEWSLETTER de Reingeniería de Vida© en la que comparto cada semana cómo lograrlo?