No pierdas tu empuje, 5 tips para COMPLETAR tus objetivos y proyectos

¿Te sientes desmotivado y no sabes como salir de allí? No te preocupes que aquí te traigo 5 PASOS para ayudarte a salir del estancamiento, recuperar el enfoque y la alegría, y moverte a la acción para completar tus objetivos.

Ante todo sé agradecido contigo mismo: si estás leyendo esto, quiere decir que estás poniendo empeño en ese objetivo que es muy importante para ti. 

¿Por qué lo digo?

Porque ahora mismo te estás dedicando; te estás haciendo espacio y creando el tiempo para encargarte de lo que te importa (cuando podrías estar haciendo cualquier otra cosa ahora, ¿o no?). Porque por más que sientas que no consigues avanzar como quisieras, es muy importante que valores cada paso que das, sobre todo cuando sientes que “las papas se te están quemando por dentro”, como ahora.

La realidad es que los procesos creativos tienen sus fases oscuras llenas de bloqueos internos de los que la mayoría no habla. Y justamente lo que estoy haciendo aquí es blanquear esta situación; ponerla sobre la mesa, ayudarte a despejar tu camino, reconectar contigo, abrir posibilidades y volver a empezar con toda la fuerza.

La falta de continuidad es uno de los grandes desafíos que tenemos los agentes de cambio en transformación. Esto es un tema frecuente no sólo en mis sesiones de coaching con mis clientes, sino en mi propia vida. ¡Claro que sí! ¿O acaso crees que a mí no me pasan estas cosas? 😛 ¡Por supuesto que sí! Por esa misma razón lo enseño…

¡Yo soy el testimonio vivo de mi propia transformación y evolución!

Puede que tengas claro lo que quieras hacer, pero por una u otra razón te desmotivas y no te entregas a completar los pasos necesarios. Es una horrible sensación de -no avance- que frustra y paraliza.

Una de las causas principales de esta falta de continuidad es tu diálogo interno. Me refiero a esas “voces” dentro de tu “cabecita” que en conjunto forman un “ruido” de fondo que puede ser abrumador si no sabes cómo manejarlo y de qué manera enfocarlo para que en lugar de hundirte, “trabaje” productiva y saludablemente para ti.

Si estas “voces” mentales te están “hablando” de manera negativa (yo las suelo llamar conversaciones internas de imposibilidad), no podrás tomar decisiones ni acciones a partir de un estado de ánimo adecuado que te apoye a seguir adelante, disfrutar y completar tus metas.

Es por ello que hoy quiero compartir contigo 4 PASOS que te ayudarán cuando sientas que tu impulso se esté yendo a pique. 

¿Preparado para empezar? ¡A trabajar!

1) “Escucha” ese diálogo de tu mente y encuentra el mensaje oculto

Tu conversación interna constituye lo que decidirás y harás (o no), por ello es fundamental que DETECTES qué estás pensando sobre ti mismo y sobre la situación.

Si analizas profundamente esas conversaciones internas de imposibilidad podrás llegar a la raíz de lo que está causando que te sientas paralizado en la acción.

Al descubrir cuáles son esas ideas limitantes, podrás “desafiarlas” ya que muchas de ellas son interpretaciones infundadas de lo que ocurre en verdad; es decir, puede que sean “películas” o historias que te crees como si fueran ciertas pero NO son ciertas y que, si trabajas para encontrar la VERDAD, despejarás el camino aprovechando el poder del presente para continuar.

Ahora mismo “escúchate” en lo que estás pensando sobre esa situación o ese bloqueo que te está trabando. Anótalo…

Ejemplo: “Me siento desmotivada, no tengo ganas, no puedo avanzar. No estoy inspirada…”

Obsérvalo en profundidad. Mira más allá de lo que lees de ese pensamiento, y responde:

  • ¿Cuál es la idea de fondo que te está frenando?
  • ¿Qué es lo que en verdad te hace sentir desmotivada y desganada?

ANOTA, ANOTA, ¡ANOTA! 🙂

Ejemplos: 

  • “No estoy preparada…” 
  • “No sé por dónde empezar…”
  • “Perdí el enfoque…”
  • “¿Y si no funciona? Desperdiciaré mi tiempo y esfuerzo…”
  • “Me falta…”
  • “No tengo ganas…”
  • “No sé cómo hacerlo…”
  • “No puedo…”
  • “Si hubiera… entonces ahora yo…”
  • “Se me hubieran dicho / dado / acompañado / apoyado… entonces yo…”
  • “Debería ser… así yo…”
  • ______ (anota los tuyos… la mente se pone muy creativa en este punto 😛 te lo aseguro).

¿Acaso no te está resultando fácil responder? Prueba con mi TIP ReINgenieril: 

Para responder #HazDeCuentaQueSabes… #SupónQueSí… #InventaAlgo 😉

Ahora registra cómo te sientes, tus emociones, tu cuerpo. Presta atención a estas señales y también anótalas…

Ejemplos:

  • “Me da una puntada en el estómago”
  • “Me falta el aire”
  • “Me contracturo”
  • “Quiero dormir”

Etc.

Toma ahora una respiración profunda… Inhala, exhala. Permítete experimentar con todo tu ser estas emociones y sensaciones. No te critiques, ni te cuestiones. No te exijas ni te castigues más.

Da gracias y honra tus emociones 🙂

Estás haciendo una Detección y Disolución ReINgenieril de lo que estás necesitas transmutar para hacer lugar y espacio a lo que realmente es POSIBLE para ti y pronto estarás listo para RECIBIR.

2) Transforma tus pensamientos hacia la POSIBILIDAD, “re-prográmate”

¿Habías estado esperando que alguien y/o algo externo te motive para así sentirte con el permiso de avanzar?

Mmmm, ajáaaa… 🙂

Muchas veces el entorno o “algo externo” puede ayudarte a sentirte mejor, sí, pero una de mis tareas más importantes como tu coach es inspirarte para aprender a automotivarte y tú mismo redescubras tus razones, caminos y acciones. Que te des cuenta que si has llegado hasta aquí, de alguna manera has estado permitiendo quedarte en una posición de VÍCTIMA que claro, te ha mantenido en la zona cómoda, en la queja… ¡en el lenguaje de la IMPOTENCIA!

Pero eso se acabó 😀 No se trata de criticarte…

Llegó la hora de hacerte cargo, recuperar tu poder y SER EL PROTAGONISTA que realmente eres de tu vida, tu historia y tus proyectos.

Declara conmigo:

“YO SOY EL PROTAGONISTA de mi vida, de mi historia y mis proyectos. Yo tengo el poder de darme el permiso de hacer lo que mi alma me llama hacer y decidir desde el corazón sobre lo que es más importante para mí. Yo hago que valga cada minuto de mi existencia. ¡GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS Universo por este desafío en el que puedo crecer!”

Llegó el momento de pasar del lenguaje de la impotencia (queja) al lenguaje de la POTENCIA (posibilidad), ¡sí!

Lo que harás ahora es tomar cada una de las conversaciones internas de imposibilidad y DESAFIARLAS.

Hazlo, por ejemplo, de esta manera:

“No estoy preparada…”  (Conversación Interna de Imposibilidad)

Desafíala, pregúntale y háblale así:

  • ¿A qué te refieres cuando dices que “no estoy preparada”?
  • ¿Cuáles son los hechos y evidencias (no interpretaciones) que demuestran que sí estoy preparada?

Incluso hasta puedes darte cuenta que el pensamiento en sí mismo no es relevante; puedes desafiarlo así:

“No necesito estar preparada para hacer lo que quiero hacer. De hecho, voy a estar preparada una vez que entre a hacerlo, a investigarlo, a probarlo, porque voy a estar aprendiendo en la “cancha”, en el movimiento, en la acción”. (Conversación Interna de POSIBILIDAD)

¿Lo ves?

Hazlo así con cada una de las “imposibilidades” que detectaste en el paso anterior y DESAFÍALAS hasta encontrar TU VERDAD (LA POSIBILIDAD), una que te mueva, que te haga parar sobre tu poder y en tu fuerza nuevamente, que te llene de energía y ganas.

Busca TÚ mismo tu propia motivación para seguir, por supuesto, pidiendo ayuda si es necesario; aunque quiero ser clara en esto –> este ímpetu tiene que nacer de ti.

SIENTE SER EL PROTAGONISTA que eres de tu vida y desde este poder responde estas preguntas…

  • ¿Qué es lo MÁS importante y prioritario para ti en este momento?
  • ¿Por qué?
  • ¿Qué harías ahora mismo si te dieras todo el aval y el permiso para reconectar con lo que quieres y volver a empezar?
  • ¿Cómo quieres vivir este proceso?

Estas preguntas también te ayudarán a apoyarte en no solo en nuevos, mejores PENSAMIENTOS, sino en nuevos y mejores SENTIMIENTOS.

Recuerda: Si te trabas y no sabes qué responder, implementa mi TIP ReINgenieril: #HazDeCuentaQueSabes… #SupónQueSí… #InventaAlgo 😉

Estas nuevas respuestas configurarán tu nuevo y saludable marco emocional, el que necesitas para sentirte motivado y atento a las nuevas oportunidades que se presenten para este objetivo, y también para encontrar soluciones a los obstáculos que necesites transformar en el camino.

3) Examina tu objetivo y re-cabléalo hacia el corazón

A pesar de que creas que tienes en claro QUÉ es lo que quieres lograr, puede que necesites examinar con atención CÓMO te lo has planteado. Te pido ahora seguir estos pasos:

  • Enuncia tu objetivo, tal y como te lo habías planteado.
  • Del 1 al 10, ¿qué tanto deseas ese objetivo, así enunciado?
  • Si le diste un puntaje menor a 10, ¿qué faltaría que te aclararas para ponerle un 10? Re-enúncialo para que te COMPLETE.
  • ¿Cuál es la razón de tu respuesta anterior?

Si tu objetivo por ejemplo está condicionado por mandatos sociales, “deberes” o prejuicios, verás que tu dialogo interno se vuelve insoportablemente desmotivador.

Por ejemplo:

  • “Debería saberlo y hacerlo de tal manera…”
  • “Ya tendría que estar inspirada y no ha ocurrido…”
  • “Tendría que haber avanzado…”
  • “Debería estar listo…”
  • “Lo que es más rentable según lo que me dijeron es…”,
  • “El mejor trabajo para mí es el que me haga ganar mucho dinero…”,
  • “Debería hacerlo como lo hace fulanito porque…”,
  • ¡Etc.!

Para estar real y verdaderamente enfocado y comprometido con lo que quieres lograr, necesitas sincerarte contigo mismo y replantear las bases, RE-CABLEARTE A TU CORAZÓN…

Te pregunto:

  • ¿A QUIÉN o a QUÉ habrás estado buscando conformar, complacer o satisfacer?
  • ¿Es realmente TUYO/GENUINO ese objetivo, tal como está enunciado?
  • ¿Lo que quieres hacer incluye lo que te apasiona, lo que más te mueve el corazón?
  • ¿Lo que te has planteado hacer tiene tu toque especial y auténtico?
  • Si no, ¿qué es lo que realmente te apasionaría hacer y NO estás haciéndolo así? (#HazDeCuentaQueSabes para responder)
  • ¿Cuál es la razón de tu respuesta anterior?
  • ¿Cómo te quieres SENTIR en este proceso de creación? (OJO: no respondas solo “bien”, expláyate en la explicación de las emociones que quieres experimentar; ejemplo: “me quiero sentir entusiasmado, iluminado, inspirado, organizado, feliz… etc.”).
  • ¿Qué podrías incluir como aspecto fundamental que si lo hicieras, todo se transformaría?
  • ¿Por qué?

No te quedes sin responder estas preguntas por favor. Busca dónde escribir y ¡ANOTA! 😀

4) Crea un plan, no para exigirte, sino para ORDENARTE y ENCAMINARTE

Si me haces caso y respondes las preguntas que te dejé en los pasos anteriores, sentirás tu mente despejada y más CLARA para hacerla trabajar en su función más importante: DECIDIR, ENFOCAR y OCUPARSE.

Si trabajas en crear un PLAN-CAMINO de acciones paso a paso hacia tu objetivo, verás que será mucho más fácil materializarlo. Te sentirás motivado no sólo al ponerte en contacto con el resultado final, sino clarificando cuáles acciones concretas necesitas ejecutar para hacerlo REALIDAD (sin quedarte simplemente deseándolo indefinidamente).

Pero ojo, el plan no es el territorio. Siéntete en la flexibilidad de ir ajustando conforme vayas avanzando en las acciones. Esto es muy importante. Que el plan se adapte a ti, que te apoye, te encauce, te ordene. Lo único que faltaría es que te pongas una exigencia más. ¡No por favor!

Crea una estructura que te ayude a alinearte y organizarte día a día integrando mente, cuerpo, emociones y energía, viendo a todas las áreas de tu vida como un TODO.

Ahora mismo, trae a tu mente tu objetivo primordial y escribe los 3 primeros pasos que te acercarán a completarlo (a MATERIALIZARLO).

MI OBJETIVO PRIMORDIAL ES…

_________________________________________

PORQUE…

_________________________________________

Y LO QUIERO PARA QUE…

_________________________________________

Y las acciones que me ayudan a hacerlo realidad son:

  • PASO 1…
  • PASO 2…
  • PASO 3… 

😉

¡Escribe esto ahora!

AHORA dije 😉

5) Mueve la energía, ponte acción

Si sientes que aún habiendo trabajado los pasos anteriores te cuesta darle continuidad a tu objetivo, ponte en marcha YA MISMO con cualquier acción.

Ejemplo de acciones rápidas:

  • Llama a alguien por teléfono para compartir lo que te pasa
  • Envía un mail pidiendo ayuda
  • Entra a Internet a leer o investigar algo (no necesariamente sobre este proyecto)
  • Ábrete un documento word o agarra una libreta y comienza a escribir una lluvia de ideas (brainstorming)
  • Ve a ver una película o una serie que te reconecte con la emoción que quieras sentir
  • Lo mismo puedes hacer con un libro
  • Sal a pasear, a caminar por ahí, ponte en contacto con la naturaleza
  • Comparte un pensamiento sentido en tus redes sociales
  • Date un baño con burbujas
  • Juega con niños
  • Juega con animales
  • Dibuja
  • Pinta
  • Baila
  • Canta
  • Cocina
  • Toca un instrumento 
  • Haz una manualidad y regálala
  • Pregunta a alguien si necesita tu ayuda
  • Ofrece tu ayuda
  • Haz un Facebook Live expresando algo que sientas profundamente
  • Recuéstate y duerme una siesta (a veces el cuerpo necesita descansar)
  • Cómete o bébete algo rico
  • Encuéntrate con amigos y conversa, distiéndete, disfruta
  • ¿Qué más se te ocurre?

Estas son acciones que pueden ayudarte a subir tu energía SIN ESPERAR; te ponen en acción pura e INCONDICIONAL ahora mismo

Recuerda que lo más importante es sentirte BIEN. Si te sientes bien, tu mente se despeja y empieza a ser el receptáculo de ideas y mensajes que provienen de La Fuente. Tu trabajo es buscar sentirte BIEN a todo nivel. Que te sientas en un BIENESTAR integral; en LUZ para RECIBIR lo que por herencia divina ya es tuyo.
Si actúas con entusiasmo, obtendrás más entusiasmo. La motivación vendrá si te MUEVES 🙂

Si sigues mis estrategias verás que podrás profundizar en ese diálogo interno que te esta reteniendo, disolverlo y transformarlo en puras posibilidades. Cuando lo hagas cada vez más, y más, y más, se convertirá en una energía maravillosa que te elevará a siguientes niveles de realización y felicidad.

Y para despedirme por hoy, quiero compartir contigo un cuento de Jorge Bucay que me encanta. Disfruta cada una de sus palabras, porque es realmente motivador… ¡Tú también puedes materializar tus verdaderos sueños! 😀

SUEÑOS DE SEMILLA

En el silencio de mi reflexión percibo todo mi mundo interno como si fuera una semilla, de alguna manera pequeña e insignificante pero también pletórica de potencialidades.

Y veo en sus entrañas el germen de un árbol magnífico, el árbol de mi propia vida en proceso de desarrollo.

En su pequeñez, cada semilla contiene el espíritu del árbol que será después. Cada semilla sabe cómo transformarse en árbol, cayendo en tierra fértil, absorbiendo los jugos que la alimentan, expandiendo las ramas y el follaje, llenándose de flores y de frutos, para poder dar lo que tienen que dar.

Cada semilla sabe cómo llegar a ser árbol. Y tantas son las semillas como son los sueños secretos.

Dentro de nosotros, innumerables sueños esperan el tiempo de germinar, echar raíces y darse a luz, morir como semillas… para convertirse en árboles.

Árboles magníficos y orgullosos que a su vez nos digan, en su solidez, que oigamos nuestra voz interior, que escuchemos la sabiduría de nuestros sueños semilla.

Ellos, los sueños, indican el camino con símbolos y señales de toda clase, en cada hecho, en cada momento, entre las cosas y entre las personas, en los dolores y en los placeres, en los triunfos y en los fracasos.

Lo soñado nos enseña, dormidos o despiertos, a vernos, a escucharnos, a darnos cuenta.

Nos muestra el rumbo en presentimientos huidizos o en relámpagos de lucidez cegadora.

Y así crecemos, nos desarrollamos, evolucionamos… Y un día, mientras transitamos este eterno presente que llamamos vida, las semillas de nuestros sueños se transformarán en árboles, y desplegarán sus ramas que, como alas gigantescas, cruzarán el cielo, uniendo en un solo trazo nuestro pasado y nuestro futuro.

Nada hay que temer… una sabiduría interior las acompaña. Porque cada semilla sabe cómo llegar a ser árbol.

Jorge Bucay

Un abrazo de "oso",

Ana Cecilia🦋

 

¿Qué te ha parecido este post? ¿Te ha sido útil?

Si es sí, por favor cuéntame lo que sientes y qué fue lo mejor que te llevaste así te responda personalmente. 

Si me dejas tu comentario, ¡seré muy feliz!

Y a propósito, ¿conoces a alguien que esté también buscando descubrirse y hacer realidad la vida para la que ha nacido? ¡Compártele este artículo!

Ana Cecilia Vera

Soy una apasionada de la vida, la informática y la música. Amo entrenar a talentosos y creativos a los que le encanta ayudar a los demás y están buscando su plena realización. Lo que más me gusta es acompañarlos de cerca y ser testigo de la transformación que se produce en sus vidas cuando sacan a la luz su don único y lo ponen al servicio del mundo. Literalmente se convierten en Su Propia Fuente desde la que pueden materializar todo cuanto quieran disfrutando cada día de su propia creación: Una vida más completa, apasionada y libre mientras dejan su huella.

Te ayudo a redescubrirte y desbloquear tu don para profesionalizarlo, rentabilizarlo y alinearlo con la vida para la que has nacido. Llegó la hora de integrar todo lo que ERES y SABES en un proyecto auténtico que sea ÚTIL al mundo mientras tu vida se expande a niveles extraordinarios 🙂

¿Ya te inscribiste a mi NEWSLETTER de Reingeniería de Vida© en la que comparto cada semana cómo lograrlo?