Fin de año, Nuevo año: Cómo usar la energía de esta etapa como "excusa" perfecta para RENOVAR tus expectativas, sueños y proyectos

Te dejo aquí mis respuestas “en bruto” sobre un reportaje que me hicieron para una revista muy conocida en Argentina se distribuye con los principales diarios del interior del país, con una tirada de 400 mil ejemplares. Se trata de una nota de cara al año nuevo. Siempre que pasa esto estamos ante la gran posibilidad de renovar nuestras expectativas, sueños y proyectos. ¡Aprovéchala al máximo!

ANA, ¿Cómo PODEMOS tomar esta época del calendario como un motor de cambio?

La época de fin de año es uno de los momentos más especiales y energéticos del año. Es la “excusa” perfecta para marcar un intenso -antes y después- en nuestra vida.

Si bien esto del “fin de año y nuevo año” sólo son representaciones mentales del tiempo, es evidente que la influencia que ejerce en nosotros es intensa, por todo lo que se genera alrededor (muchos eventos se cierran, actos, reuniones, mucho movimiento de personas, de decisiones, de espacios, de dinero, etc. acontece), por lo que nuestro cuerpo, todo nuestro ser pide PARAR. Es un permiso grande que nos podemos REGALAR para volver a empezar renovados, con mayor claridad, propósito y fuerzas.

Regálate el permiso de volver a empezar con mayor claridad, propósito y fuerzas 🙂

La idea de reingenierizar la vida, en la que tanto haces hincapié en tu trabajo, imagino que tiene mucho que ver con poner la hoja en blanco y volver a dibujar. ¿Puede hacerse un paralelismo entre esa acción y el comienzo del año? ¿Es un buen momento para definir nuevas ideas?

Si bien el hecho de que en cualquier momento podemos tomar la decisión de cambiar para conseguir ser, hacer y tener lo que realmente desearíamos, la posibilidad de hacerlo llegando al final de un año y esperando con esperanzas e ilusión el nuevo, tiene una predisposición emocional mucho más intensa.

Es una energía arrolladora de mayor intención, entusiasmo, y sobre todo, ganas de hacer FOCO, como un “tiro al blanco”, para que en el año próximo nos aseguremos que podamos “pegarle mejor” y le acertemos.

Esta etapa puede llenarnos de ilusión si así elegimos que sea. Puede ser una posibilidad inigualable para “tomar la sartén por el mango”, hacernos cargo de nuestra vida como los protagonistas que podemos ser de ella, de conectarnos con lo que realmente queremos, con conocernos más, saber de lo que somos realmente capaces y ponernos a disposición de nuestros sueños y objetivos.

Recomiendo no esperar que arranque el año para comenzar a hacer este balance, este “borrón y cuenta nueva”, este dibujar en un lienzo en blanco las experiencias que nos dicta nuestro corazón que queremos vivir.

Podemos comenzar antes de que termine el año, preparándonos, fortaleciéndonos, descubriéndonos un poco más sobre qué queremos cambiar del año que se va, y en qué nos queremos enfocar como prioridades más importantes en el nuevo año que llega.

No esperes que llegue el #AñoNuevo para descubrir qué quieres cambiar y conseguir, ¡empieza HOY!

Servirá mucho dividir nuestra vida en áreas para ser más efectivos a la hora de poner foco en cada objetivo:

  • Trabajo y carrera
  • Pareja
  • Amistades
  • Dinero
  • Finanzas
  • Entretenimiento
  • Cuidado personal
  • y las que considere cada uno importante.

Este año voy a…”. En el comienzo de todo ciclo uno suele llenarse de aires de renovación. ¿Cómo encauzar esa energía y motivarnos de cara al año que viene?

En mis conferencias siempre me gusta mencionar que la palabra MOTIVACIÓN nos habla de tener un MOTIVO para la ACCIÓN. Así que es una pregunta muy interesante la que me haces, porque lo que nos da ese empuje para movernos en pos de cumplir nuestros sueños, son nuestras motivaciones más importantes: nuestras prioridades, necesidades y sueños más anhelados (que muchas veces están tapados pos la rutina, las costras culturales, los “debo”, “tengo qué”, mandatos, prejuicios, etc.).

Los SUEÑOS constituyen esa pila que recarga nuestra energía y nos mueve a hacerlos realidad… ¡A SOÑAR! 🙂

Nuestra motivación baja cuando nos DESCONECTAMOS de nuestros sueños, de lo que realmente nuestro SER necesita.

¿Cómo encauzar esta energía de fin de año y motivarnos de cara al año nuevo?

Justamente, descubriendo y conectándonos con nuestros MOTIVOS. 

¿Cuáles son esos MOTIVOS?

  • Esos “PARA QUÉ queremos” lo que decimos que queremos (nuestros sueños). ¿Para qué queremos esos sueños?
  • Teniendo claro POR QUÉ los queremos. ¿Cómo se va a transformar nuestra vida cuando se materialicen en la realidad?

Por ejemplo: Si yo digo “quiero crecer en mi profesión” ese sería el QUÉ.

¿POR QUÉ lo quiero? “Bueno”, respondo, “PORQUE siento que cada día no disfruto de mi trabajo, me siento insatisfecha y desmotivada y ya estoy harta de la incertidumbre que siento de no saber qué es lo mejor para mí”.

¿Cuál es el PARA QUÉ? “Bueno”, me respondo, “quiero crecer en mi profesión PARA QUE pueda hacer lo que me apasiona haciendo uso de todos mis talentos a la vez que me gano la vida con ello y ayudo a muchas personas”.

MOTIVACIÓN viene de MOTOR, motor viene de MOVIMIENTO. Si no nos conectamos con las verdaderas razones y motivos por los cuales queremos algo, ¡no nos vamos a mover para hacer que ocurran!

Muchas veces estamos más conectados con lo que podríamos perder si cambiamos, que lo que podríamos GANAR. “Lo que podríamos perder” BAJA la pila, “lo que podremos ganar”, SUBE la pila de la motivación, y si sube la pila de motivación, estamos más claros, enfocados, nos vamos a mover y conseguimos finalmente nuestros objetivos… ¡ATENTI! 🙂

Si subes tu pila de MOTIVACIÓN estarás más enfocado y en acción para disfrutar cada día cumpliendo paso a paso tus objetivos 🙂

Siempre animo a mis clientes y seguidores que dejen de esperar que “se les dé” y hagan que lo que quieren OCURRA. Que no se queden simplemente soñándolo, sino que vayan en la búsqueda y materialización misma de lo que quieren (tenemos grandes recursos para conseguir esto: mente, emociones y nuestro hermoso cuerpo que es la plataforma que nos lleva, nos mueve HACIA conseguir lo que queremos).

Deja de esperar que “se te dé” y haz que lo que quieres OCURRA poniendo lo que YA TIENES en acción 🙂

Entonces, resumiendo, esa la mejor forma de encauzar esa energía y motivación: Transformando esos sueños en visiones concretas que puedan luego llevarlas a la realidad en un paso-a-paso concreto y sistemático.

Cuando lo pueden VER en su mente como imágenes y escenarios de lo POSIBLE, luego simplemente queda construir el camino de decisiones y acciones por el cual “deslizarse” hasta unirse con esos sueños, siempre co-creando con los recursos que nos va poniendo en frente el Universo para apoyarnos en la mejor materialización.

Esos MOTIVOS permiten crear una tensión creativa para movernos a concretarlos (sin quedarnos esperando indefinidamente que “algún día” lleguen”).

 

¡BASTA de esperar! Es momento de HACER QUE OCURRA, la vida es HOY 😀

Desde hoy es que creamos nuestro futuro

 

¿Qué futuro estamos creando con las decisiones y acciones que ejecutamos hoy?

Es una buena pregunta para reflexionar.

Y una adicional:

Si queremos X futuro, ¿qué decisiones, acciones y pasos concretos en el presente nos van a llevar directo a crearlo? 🙂

¿En dónde debemos buscar las motivaciones necesarias para concretar los nuevos proyectos? ¿Hay, además del deseo interior, motores en el entorno, en la naturaleza, en los seres queridos?

En general, muchos esperan que la motivación venga de afuera.

“Mi jefe debe motivarme…”
“Mi pareja, el país, el otro debe… para que así yo pueda ser feliz, estar bien, etc. etc…”
“Hasta que no me sienta preparado yo no…”.

¿Te suenan? 🙂

Si bien podemos sentirnos motivados y animados por algún estímulo externo, decimos que esta es una respuesta reactiva, algo así como que nos quedamos en el terreno de la VÍCTIMA, que siempre está esperando, culpando, reaccionando, como un simple CRÍTICO-ESPECTADOR (en lugar de protagonista, que es lo que TIENE que ser).

Esto parecería significar que, “si no existe alguien o algo que ME MOTIVE, ¡no me muevo! No estoy feliz, ni contento, ni satisfecho porque no existe nada “afuera” que me dé esos motivos”.

¿No es una manera muy padeciente de vivir?

¡Claro que lo es!

Yo los voy a animar siempre a crear desde el interior ese “fuego” que se puede encender y re-encender cuando nosotros así lo decidamos. Esto se llama AUTOMOTIVACIÓN y se trata de esgrimir el poder de motivarnos a nosotros mismos en la vida, nuestras profesiones y negocios SIN DEPENDER de “Algo” o de “Alguien” para Darle Impulso a nuestras Metas y Proyectos Postergados… (Liberándonos de Estados Desanimantes Cada Vez que nos Limiten). Es un maravilloso entrenamiento, que aunque no nos han enseñado a utilizar, ¡podemos aprender y usar desde hoy mismo!

Estas preguntas van a ayudarte a conectarte con tus motivaciones más profundas para crear un nuevo año fuera de serie:

  • ¿Cuáles son las 3 cosas más importantes en tu vida?
  • Si te quedara solo 1 año de vida (esta pregunta es fuerte, sí)… ¿que 3 decisiones tomarías? ¿Qué harías?
  • ¿A qué le quieres decir BASTA? ¿Qué es lo que ya no quieres más en tu vida?
  • ¿Para qué le quieres decir BASTA a eso que anotaste?
  • Si no existiera ningún obstáculo que te detenga (miedo, inseguridad, dinero, personas que no te apoyan, etc.), ¿qué sería posible en tu vida? ¿Qué sueños y objetivos se verían liberados y te atreverías a cumplir?
  • Si tuvieras todo el dinero del mundo y no tuvieras que preocuparte, ¿a qué te dedicarías, qué elegirías hacer?
  • ¿Qué es lo que siempre tuviste ganas de hacer y no te atreviste por miedos?

Y algo muy importante a mencionar: Lo que más nos llena de motivación y energía para movernos a cumplir nuestros sueños es AGRADECER y RECONOCER lo que ya tenemos, poner foco y VALORAR todos los recursos y privilegios con los que contamos, ya sean físicos, materiales, intelectuales, emocionales, espirituales; todo lo que YA TENGAMOS y constituya instrumentos productivos en el avance hacia el logro de nuestros objetivos. Son nuestros TESOROS y tenemos que partir de ellos para construir y reconstruir lo que haga falta en pos de nuestra realización y felicidad.

 

Sé consciente de lo que YA TIENES y utilízalo #Valórate

Dicen que al cerebro se le ocurren las mejores ideas cuando está en reposo. ¿Son las vacaciones un buen momento para diagramar lo que se viene y volar más alto que de costumbre? ¿O eso puede jugar en contra de nuestro descanso?

Las vacaciones pueden ser un excelente momento para dejar volar nuestra IMAGINACIÓN. Imaginación viene de PONER LAS IMÁGENES EN ACCIÓN:

  • Crear escenarios posibles de lo que queremos;
  • jugar con nuestra mente, visualizar, dejarnos fluir, “hacer de cuenta como si ya existe eso que queremos” en nuestra realidad, y
  • aprovechar para anotar todo.
Imagina escenarios de lo que te gustaría lograr, visualiza, juega al “como si ya existe”, ¡y no olvides de anotar TODO! 🙂

El hecho de no estar conectados con el estrés de la rutina, el trabajo, el día a día de obligaciones, nos permite promover el estado feliz de la mente, sin horarios, sin tiempo, sin tantas restricciones, lo que la convierte a la mente en un instrumento altamente CREATIVO.

Así que yo recomiendo que consigan un cuaderno o libreta donde puedan ir anotando todas las sensaciones, sueños, proyectos, ideas que les gustaría lograr para luego poner un orden y generar más tarde, un plan sistemático para conseguirlos.

Y hacerlo en las vacaciones juega totalmente a favor, porque sencillamente estaremos parados desde el ELEGIR hacerlo, no desde el “tengo que”, y el ELEGIR ya nos predispone de una manera relajada a disfrutar y aprovechar al máximo este proceso.

Pero OJO –> a no dormirse en los laureles, a no esperar las vacaciones para comenzar.
HOY MISMO a ponerte en campaña para anotar lo que ya te “vaya apareciendo en tu mente” como necesidades, prioridades, expectativas y proyectos: ¡PONTE A ANOTARLOS AHORA MISMO!

Entonces, ¿qué vas a hacer? 🙂 

Ya te dejé todo lo que necesitas para tomar esta época del año como la mejor excusa para renovar e impulsar tus sueños, metas y proyectos. No esperes. Agarra un papel y lápiz o compu/celu y comienza no “mañana” ni “algún día”, porque ese “algún día” nunca llega.

Comienza HOY. Porque el AHORA es todo lo que tienes 😉

Un abrazo de "oso",

Ana Cecilia🦋

 

¿Qué te ha parecido este post? ¿Te ha sido útil?

Si es sí, por favor cuéntame lo que sientes y qué fue lo mejor que te llevaste así te responda personalmente. 

Si me dejas tu comentario, ¡seré muy feliz!

Y a propósito, ¿conoces a alguien que esté también buscando descubrirse y hacer realidad la vida para la que ha nacido? ¡Compártele este artículo!

Ana Cecilia Vera

Soy una apasionada de la vida, la informática y la música. Amo entrenar a talentosos y creativos a los que le encanta ayudar a los demás y están buscando su plena realización. Lo que más me gusta es acompañarlos de cerca y ser testigo de la transformación que se produce en sus vidas cuando sacan a la luz su don único y lo ponen al servicio del mundo. Literalmente se convierten en Su Propia Fuente desde la que pueden materializar todo cuanto quieran disfrutando cada día de su propia creación: Una vida más completa, apasionada y libre mientras dejan su huella.

Te ayudo a redescubrirte y desbloquear tu don para profesionalizarlo, rentabilizarlo y alinearlo con la vida para la que has nacido. Llegó la hora de integrar todo lo que ERES y SABES en un proyecto auténtico que sea ÚTIL al mundo mientras tu vida se expande a niveles extraordinarios 🙂

¿Ya te inscribiste a mi NEWSLETTER de Reingeniería de Vida© en la que comparto cada semana cómo lograrlo?