Descubre tu recurso más potente para atreverte y avanzar a pesar del miedo

Allí estaba yo, a punto de salir al escenario a cantar… 11 años tenía. Era un festival de canto intercolegial al que me había anotado para participar junto a otros niños en distintas categorías.

Yo había preparado 2 canciones, “Que canten los niños” de José Luis Perales, y otra polka paraguaya que ahora no me acuerdo el nombre. Lo que sí me acuerdo es que me sentía muy feliz por un lado… y muerta de miedo por otro. Feliz de hacer una de las cosas que más me encantaba, y aterrorizada al saber que mi voz se escucharía frente a tantas personas desconocidas.

Y allí estaba con mi cuerpito encorvado, temblando de miedo, con el corazón latiendo sin parar ante lo incierto…

Lo que recuerdo también es que mi papi👨‍👧 estaba a mi lado, casi puedo sentir el calor y olor de su cuerpo protector, hasta me acuerdo la camisa manga corta color cremita que tenía… (¡Gracias papi por seguir siempre conmigo, desde donde estés!), y me puedo escuchar como si fuera ayer decirle:

😢“Papi, no voy a poder, no les va a gustar, no me va a salir, tengo miedo…”, con los ojos aguados y la voz entrecortada por las películas que pasaban por mi mente infantil.

Y él me dijo firme susurrando al oído, mientras me sostenía desde atrás con sus brazos amorosos:

💫“Vamos m’hija, no se preocupe, que Ud. ha venido aquí a cantar y a compartir con todos su canción. Vamos que puedes, vamos con confianza… es sólo salir a cantar y listo… a disfrutar de lo que tanto te gusta y regalárselo a las personas”…

Lloro… agradezco, y traigo el sentimiento intenso de esa experiencia de mi vida a mi HOY, porque es uno de los recuerdos más potentes y que más siento disponible cada día en que siento miedo ante un un nuevo llamado de mi alma que es desconocido aunque ineludible, pues eso vine a este mundo a entregar.

Tanto tengo que agradecerle a este entrenador de mi vida, Mi Papi, porque en todo momento me empujaba a VIVIR INTENSAMENTE LOS MIEDOS, y a darme cuenta que CON ELLOS podía ser valiente, preguntar, pedir, moverme a buscar lo que yo necesitaba, expresar mi opinión y mi arte… aún sintiendo el cuerpo estrujado de temor ante lo incierto.

Me crié sintiendo miedo…

A ver… ¿existe una vida sin miedo?

No, no existe; ese es un pensamiento mágico. Y aquí hablo del miedo psicológico, no del que sentimos cuando una alimaña nos va a atacar, por ejemplo.⁣

Aprendí que a este miedo lo voy a sentir siempre, todos los días y que es saludable.

¿Por qué?⁣

Porque sólo al sentir miedo me doy cuenta que estoy DESPIERTA ante la posibilidad de SER REBELDE, VALIENTE y REDESCUBRIRME en quién soy capaz de ser y hacer… re-encontrarme “del otro lado” Con Quien Siempre Fui y siempre estoy record-ando☝️

 Yo siento miedo todos los días, de hecho, en este instante, te estoy escribiendo con miedo… nadando en lo desconocido, y a la vez sabiendo que cuando te quiero entregar mi corazón, y al entregártelo, también me lo entrego a mí redescubriéndome en el potencial REAL de SER quien realmente SOY en este presente.⁣

 ¿Cómo terminó la historia?⁣

Finalmente me atreví y salí a cantar🎤, y aunque en los primeros 7 segundos sentí mi cuerpito transpirar queriendo escapar, en los siguientes me ENTREGUÉ AL VACÍO y mi voz salió como ella quería a CANTAR y DISFRUTAR de lo que ahora me doy cuenta, era y es la sensación de LIBERTAD, que solo en esos momentos en que tr-asciendo el miedo, puedo SENTIR y PALPAR.⁣..

… y me gané el trofeo que ves en la foto 🙂 y me lo dio uno de los cantantes populares de Asunción, Paraguay, que ahora no me acuerdo quién es (no me acuerdo de varias cosas, pero de las ESENCIALES sí, y con esto basta y sobra, ¿o no?)…⁣

Pero más allá del trofeo (del resultado), ¡la experiencia que me iba a perder si no me atrevía!🙈

Vivir la LIBERTAD es la mayor satisfacción que un ser humano puede experimentar y es por lo que siempre VALE LA PENA lanzarnos y expresar lo que tenemos dentro sin nada más que pensar.⁣

Y ahora te pregunto…⁣

  • En qué momento de tu vida sentiste miedo e igual sacaste todo tu ser valiente y te lanzaste a trascenderlo?⁣
  • ¿Qué encontraste del otro lado del miedo? ¿Qué ganaste?
  • ¿Cómo podrías hacer para que ese recuerdo se transforme en tu recurso principal de expresión… para concretar lo que tu alma quiere ser y expresar?

Te leo en comentarios👇🤗🧡

Un abrazo de "oso",

Ana Cecilia🦋

¿Qué te ha parecido este post? ¿Te ha sido útil?

Si es sí, por favor cuéntame lo que sientes y qué fue lo mejor que te llevaste así te responda personalmente. 

Si me dejas tu comentario, ¡seré muy feliz!

Y a propósito, ¿conoces a alguien que esté también buscando redescubrirse y concretar la vida para la que ha nacido? ¡Compártele este artículo!

Ana Cecilia Vera

Soy una apasionada de la vida, la informática y la música. Amo entrenar a emprendedoras y creativas del alma a las que le encanta ayudar a los demás y están buscando su plena realización. Lo que más me gusta es acompañarlas de cerca y ser testigo de la transformación que se produce en sus vidas cuando sacan a la luz su verdadera ESENCIA y la ponen al servicio de la humanidad expresando toda su autenticidad. Literalmente se convierten en Su Propia Fuente desde la que pueden materializar todo cuanto quieran disfrutando cada día de su propia creación: Una vida más completa, apasionada y libre mientras dejan su huella en el mundo.

Estoy aquí para ayudarte a desbloquear tu ESENCIA plasmarla en tu oferta y concretar la vida para la que has nacido.

Llegó la hora de integrar todo lo que ERES, SABES y AMAS en un proyecto con PROPÓSITO que SIRVA al mundo mientras TODA TU VIDA se expande a niveles extraordinarios 🙂

¿Ya te inscribiste a mi NEWSLETTER de Reingeniería de Vida© en la que comparto cada semana cómo lograrlo?